Cuando preparamos un té verde de la forma habitual, con las hojas o en bolsita, dejamos de aprovechar, sin saberlo, una cantidad enorme de antioxidantes y minerales muy valiosos. Si ponemos las hojas en agua caliente solo podemos extraer una pequeña parte de las propiedades del té verde; la mayor parte quedan atrapadas en las hojas. En realidad, la única manera de aprovechar íntegramente el potencial del té verde es consumiendo toda la hoja. Pero no os preocupéis, no es necesario empezar a comer hojas de té verde.

Té verde 1-té matcha 10. ¡Descubre por qué!

Para poder disfrutar al 100% de las propiedades beneficiosas del té verde, la solución más sencilla es consumir el té matcha.

Matcha significa molido; las hojas del té verde se muelen hasta conseguir un polvo muy fino que se diluye fácilmente en un líquido. Este té es muy especial por su finura y alta calidad, ha sido parte de la cultura japonesa durante muchos siglos y debe ser recolectado y elaborado de una manera especial. Los arbustos de este té se cubren cuatro semanas antes de la cosecha para desacelerar su crecimiento; así, las hojas del té desarrollan un aroma delicado y típico y se puede extraer el color verde brillante característico cuando se muelen las hojas.

Con este proceso se consigue un té verde en polvo que conserva íntegramente este arsenal tan potente de antioxidantes, vitaminas, minerales y aminoácidos, de una forma que no podemos conseguir con el té convencional. De ahí que una única taza de té matcha contenga tantos antioxidantes como diez tazas de té verde en infusión y más de seis veces que las famosas bayas de goji.

Con todas estas propiedades, seguro que tenéis ganas de introducirlo en vuestra rutina diaria. A continuación, os recomendamos una marca que nos gusta mucho y os presentamos un pequeño y original recetario con matcha que os conquistará.

¿Qué matcha escojo entre todas las opciones del mercado?

Nos gusta mucho el té Premium Matcha de la marca Raab Vitalfood, una casa de origen alemán que ofrece productos muy interesantes. Con este matcha 100% hoja de té de cultivo orgánico han vuelto a dar en el clavo. Para hacer este producto, solo utilizan las mejores hojas jóvenes de las plantas de té que se cultivan en una plantación en el sur de Japón, según normas de producción ecológica muy estrictas. Las hojas se secan suavemente y sus venas se trituran para conseguir un polvo extremadamente suave con la ayuda de muelas de piedra de granito. Así, obtienen un producto muy delicado, aromático, ideal para muchas preparaciones culinarias y para aportar un plus de antioxidantes muy interesante.

Además, es un producto con certificado ecológico, vegano y sin gluten ni lactosa.

¡Recetas sorprendentes con matcha!

La mayoría de recetas con matcha son dulces; nosotros os proponemos algunas opciones y, entre ellas, algunas saladas que podáis incluir ideas nuevas en vuestro recetario!

Smoothie revitalizante de matcha

Té verde 1-té matcha 10. ¡Descubre por qué!Este smoothie es delicioso, muy nutritivo y vigorizante gracias a las propiedades del té matcha y a las del polen. ¡Una forma excelente de comenzar el día sustituyendo el café!

Cantidad: para 1-2 personas

Tiempo: 5 min

Útiles: batidora

Ingredientes:

  • 125 g de yogur de coco
  • 125 ml de bebida vegetal con coco
  • 1 c.s. de zumo de limón
  • 1 c.p. de azúcar de coco
  • 1 c.p. de matcha
  • 2 c.p. de polen (guardar un poco para decorar)

Preparación:

Mezclar todos los ingredientes en una batidora y batir hasta que la mezcla sea homogénea. Guardar un poco de polen y una pizca de té matcha para decorar al final. ¡Un plus de energía y nutrientes para las células!

Vinagreta japonesa con matcha

Té verde 1-té matcha 10. ¡Descubre por qué!

Esta vinagreta está inspirada en la tradición culinaria japonesa, así que, para su elaboración, hemos utilizado diversos productos interesantes de esta cultura, como el vinagre de umeboshi y el miso. ¡Dad un toque de sabor extra a las ensaladas con esta vinagreta energizante y probiótica a la vez!

Cantidad: para 3-4 personas

Tiempo: 5 min (para hacer la vinagreta)

Útiles: batidora

Ingredientes:

  • 8 c.s. de aceite de oliva virgen extra
  • 2 c.s. de vinagre de umeboshi
  • 2 c.s. de zumo de limón
  • 2 c.s. de mirin
  • 1 c.p. de matcha
  • 1 c.p. miso blanco (sin pasteurizar)
  • 1 c.p. de melaza de arroz
  • 1 ajillo pequeño

Preparación:

Para acompañar esta vinagreta os proponemos una ensalada con hoja de roble, escarola, cebolla tierna, hojas de cilantro y azahar, pipas de calabaza y frambuesas.

Para preparar la vinagreta, mezclar todos los ingredientes en una batidora de vaso o de brazo y servir en el centro de la ensalada para darle todo el protagonismo que se merece.

Salmón con salsa verde de matcha

Té verde 1-té matcha 10. ¡Descubre por qué!

Si os gusta el salmón, seguro que lo habéis comido alguna vez con una salsa de yogur y finas hierbas o con aguacate finamente cortado. La verdad es que hacen una combinación perfecta, ¿verdad? Pues esta salsa verde os encantará, porque mantiene estos clásicos con un toque diferente. Revitalizante gracias al matcha, probiótica gracias al kéfir de cabra y con grasas muy saludables gracias al aguacate y las almendras… ¡Una verdadera maravilla que crea adicción!

Cantidad: para 3-4 personas

Tiempo: 5 min (para hacer la salsa)

Útiles: batidora

Ingredientes:

  • 125 ml de kéfir de cabra eco
  • ½ aguacate maduro
  • Un puñado de hojas de cilantro frescas
  • 1 c.s. de zumo de limón
  • 1 c.s. de crema de almendras 100%
  • 1 c.p. de té matcha

Preparación:

Cocinar el salmón a la plancha al punto deseado. Para evitar tóxicos y aprovechar al máximo el omega-3 del salmón recomendamos que sea de origen salvaje (evitar los de piscifactoría).

Para la salsa de matcha, mezclar todos los ingredientes en una batidora de brazo o de vaso y servir por encima del salmón, acompañado con un poco de ensalada. Poner más salsa en la mesa, ¡porque estoy segura de que repetiréis!

Con este pequeño recetario de té matcha, os hemos querido mostrar varias maneras de incluirlo en la dieta.

Té verde 1-té matcha 10. ¡Descubre por qué!Dúnia Mulet

Estudiante en prácticas de Grado Superior de Dietética en el IFPS Roger de Llúria