moringa grande

Moringa es el nombre de un árbol de origen tropical y subtropical, único género de la familia Moringaceae, que comprende trece especies. Todas ellas comparten propiedades curativas, aunque la especie más popular es Moringa oleífera, original de Kerala, estado del suroeste de la India.

Es un árbol caducifolio de crecimiento rápido; al año ya alcanza los 4 m y en edad adulta puede sobrepasar los 10 m de altura. Es muy resistente y se adapta a cualquier tipo de suelo, incluso en condiciones de sequía, lo que facilita su plantación en zonas de poca vegetación. Tiene corteza de corcho, hojas de color verde claro y produce flores de color blanco crema y vainas colgantes de color verde, largas y delgadas, con semillas oleaginosas de color marrón oscuro.

Aunque se considera nativo de Asia, específicamente de la India, poco a poco se ha ido sembrando en diferentes países de África, Arabia, sureste de Asia, islas de Caribe y América del sur. En la actualidad, su cultivo en Iberoamérica está en auge, y abarca desde California, hasta Argentina, pasando por Chile, Arizona y Florida.

Contenido nutritivo

En el análisis realizado por el Instituto Nacional de Nutrición en Hyderabad, India, en 1971 y revisado en 1989, se describe el extenso abanico de nutrientes que contiene la moringa, entre los cuales destaca la presencia de todos los aminoácidos esenciales, algo poco común en una planta. Sus hojas frescas tienen cuatro veces más vitamina A que las zanahorias, tres veces más potasio que los plátanos, cuatro veces más calcio que la leche, tres veces más hierro que las espinacas y siete veces más vitamina C que las naranjas.

fulles_fresques_cast

Además se han encontrado esteroles vegetales, pectinas, clorofila, carotenoides, selenio, citoquininas, flavonoides, luteína, rutina, glutatión, entre otros.

(Gopalan, C., B.V. Rama Sastri, and S.C. Balasubramanian. Nutritive value of Indian foods. Hyderabad, India: (National Institute of Nutrition), 1971 )

Atributos médicos

Durante miles de años ha sido utilizada como planta medicinal por diferentes culturas. La medicina tradicional India (ayurveda) contempla su uso desde hace miles de años, y también la aplicaban los romanos, griegos y egipcios. Tanto al polvo como al jugo de las distintas partes de la moringa se les atribuyen numerosas propiedades médicas y farmacológicas, según el tipo de principio activo extraído: estimulante cardíaco y circulatorio, antitumoral, anticancerígeno, antipirético, antiepiléptico, antiinflamatorio, antiulceroso, antiespasmódico, diurético, antihipertensivo, antioxidante, antidiabético, hepatoprotector, hipocolesterolemiante, tiene actividades antibacterianas y antifúngicas, cura heridas e infecciones, anemia, ansiedad, asma, espinillas, bronquitis, catarro, tos, diarrea, colitis, infecciones de ojos y oídos, hinchazón de glándulas, dolor de cabeza, histeria, dolor en las articulaciones, psoriasis, trastornos respiratorios, deficiencia de semen, dolor de garganta, tuberculosis, gusanos intestinales, malaria, úlceras de estómago, tumores, trastornos de vejiga, entre otros.

(Moringa oleífera: A food plant with multiple medicinal uses. Departamento de Química de la Universidad de Agricultura de Faisalabad, en Pakistán)

A los frutos del árbol se le atribuyen muchas propiedades médicas y farmacológicas en función del principio activo extraído.

Algunos usos terapéuticos populares más habituales son los siguientes:

  • Las raíces se usan como tónico para el cuerpo, expectorante, diurético suave y tranquilizante para aliviar la epilepsia y la histeria. En forma de jugo alivia la irritación externa y su decocción se utiliza para la hidropesía.
  • La corteza es considerada antiescorbútica.
  • La goma rojiza que exuda se utiliza para aliviar la diarrea.
  • Las hojas se aplican como cataplasma para las heridas y se frotan en las sienes para dolores de cabeza. En infusión se utiliza para mejorar la digestión, tratar las úlceras gástricas y la diarrea. También se las utiliza en tratamientos de la diabetes e hipertensión arterial.
  • El jugo de la flor mejora la calidad y el flujo de la leche materna durante la lactancia.
  • Las flores, las hojas y raíces se emplean en remedios para los tumores y la semilla en particular para los tumores abdominales.
  • El aceite de sus semillas se aplica externamente para alteraciones de la piel.

Más información: Potenciales aplicaciones de Moringa oleífera. Una revisión crítica, C. Martín1,2, G. Martín3, A. García1, Teresa Fernández1, Ena Hernández1 y Jürgen Puls.

Debido a su alto valor nutritivo y a su fácil disponibilidad en zonas donde escasean otros recursos, las hojas de moringa se han empleado en numerosos programas de organizaciones no gubernamentales para alimentar a niños, mujeres embarazadas o en periodo de lactancia que presentaban estados de desnutrición y anemia, y se han reportado mejores resultados en su recuperación al compararlos con otros métodos más “convencionales” utilizados con el mismo fin.

Aplicaciones culinarias

Como se ha mencionado anteriormente, absolutamente todas las partes del árbol se aprovechan.

  • Flores: son ricas en carbohidratos y tienen un buen sabor. Se consumen crudas en ensalada o mezcladas con huevos batidos a modo de tortilla.
  • Hojas: tienen un sabor suavemente picante entre el berro y el rábano. Pueden usarse para hacer jugos, crudas en ensaladas o hervidas en sopas y otros platos variados.
  • Vainas: cuando están verdes se preparan hervidas y tienen un sabor parecido al de las judías. Las vainas marrones ya maduras pierden cualidades como alimento, pero se abren para extraer las semillas, las cuales se consumen fritas, tostadas, en infusiones o en salsas.
  • Raíces: se utilizan las de los árboles muy jóvenes; son tuberosas y se parecen a las zanahorias pero son de sabor picante similar a los rábanos.

Otras aplicaciones

Más allá de su uso terapéutico, la moringa también se emplea para purificar el agua. Se utiliza la semilla triturada como floculante natural para provocar la precipitación de partículas sólidas de aguas turbias y fluviales, consiguiendo una doble ventaja: se sustituyen productos importados por uno local de fácil acceso y, a diferencia del sulfato de aluminio que se utiliza en el método convencional, las semillas son completamente biodegradables.

La moringa oleífera es una de las especies vegetales con mayor contenido de aceite (35%), del cual el 73% es ácido oleico, similar al aceite de oliva. No se enrancia con facilidad. Se emplea para lubricar mecanismos, fabricar jabón y cosméticos y debido a que arde sin producir humo, es ideal como combustible para lámparas. Es un importante recurso para fabricar biodiesel de calidad, lo que ha llevado a que su cultivo se investigue en varios lugares del mundo.

moringa hojas

Cultivos de moringa en España

Un estudio realizado por la Sociedad Española de Ciencias Forestales ha determinado que las zonas aptas para el cultivo de moringa en España resultaron ser la costa andaluza, el litoral murciano y el alicantino.

La empresa Moringa S.L. empezó cultivando la planta en España en viveros en Zamora y posteriormente en Almería, en principio con el objetivo de obtener alimento para humanos y animales, para después hacerlo extensible a la producción de aceite vegetal para biocombustible. El 28 de marzo de 2014 Moringa S.L. ha obtenido el Certificado Ecológico a través de Consejo Regulador de Agricultura Ecológica de Canarias, con el Nº del CRAE 2899-P, para cultivos ecológicos de moringa y otros.

Bajo la dirección de la empresa alemana Moringafarm ya se está empezando a cultivar también en las Islas Canarias, ya que las condiciones climatológicas de las islas son las apropiadas para el cultivo extensivo de esta especie. La idea es comercializar aceites con alto contenido en vitamina E y ácido oleico, aderezos para comida y té, hojas frescas y cápsulas alimenticias.

Se necesitan más estudios científicos

El interés científico por esta planta es relativamente nuevo, por lo que la mayoría de los estudios son análisis nutricionales o estudios de laboratorios con animales, y hay muy pocos sobre los efectos en los seres humanos. Teniendo en cuenta los beneficios que ofrece para la salud y su profundo arraigo en la medicina “empírica”, resulta de vital importancia llevar a cabo estudios con controles médicos que documenten su efectividad y le den un merecido aval científico.

Por el momento, la única garantía de las propiedades de la moringa está acreditada en base al amplio consumo humano como parte de la dieta y de remedios terapéuticos a través de miles de años, sin que se hayan reportado nunca casos de alergias o toxicidad.

Más información:

 

milcaArticle escrit per:

Milca Burde

Dietista

mburde@etselquemenges.cat