zapallos-arroz-negro-shitakes-2

¿Se puede tener un festín navideño al tiempo que mimamos nuestra salud? La respuesta, amigos míos, es sí. Indiscutiblemente.

Basta con ver el menú que os hemos preparado estas navidades, ¿verdad?

Este plato principal es también muy fácil de hacer, es vistoso, festivo y ligero. Me encontré con estos calabacines en la tienda Biospace de Barcelona, hace unos días, y en seguida visualicé el plato que quería hacer. Reconozco que estos calabacines quizás pueden no ser fáciles de conseguir en otros lugares, pero no desistáis por eso. Siempre podéis utilizar una calabaza chiquitita y rellenarla con el mismo método o incluso poner el arroz encima de unos boniatos partidos por la mitad. En ese caso, la salsa puede ser igualmente de calabacín o de calabaza.

En este plato principal, todos los ingredientes tienen un gran valor nutricional. El arroz negro, además de su maravilloso aroma como a nuez, es conocido por ser el único con propiedades antioxidantes, gracias a las antocianinas, sustancia que proporciona su color y poder antioxidante a frutas como los arándanos o las moras.

De hecho, este arroz era consumido antiguamente en China tan solo por los nobles, que requisaban todas las cosechas, ya que pensaban que gracias a su gran poder antioxidante les alargaría la vida.

Las setas shiitake también son un alimento delicioso y muy apreciado por su alto poder antioxidante y son fortalecedoras del sistema inmunológico. De hecho, se utilizan como suplemento en terapias para el cáncer.

En cuanto a la elaboración del plato, si quieres puedes dejar hecho el arroz el día anterior, eso te aligerará muchísimo la elaboración el día de la celebración.

Respecto a la salsa, te recomiendo mucho que la hagas al grill, para que el calabacín quede un poco tostado, de esa manera tendrá un sabor como ahumado muy rico, similar al mutabal.
zapallos-arroz-negro-shitakes-1

La receta

Cantidad: 6 personas
Tiempo: 1h30
Utensilios: batidora

Ingredientes para el calabacín relleno:

  • 6 calabacines redondos (se encuentran en la tienda Biospace)
  • 2 T de arroz negro sin cocinar (unas 5-6 T una vez hervido)
  • 4 T de agua
  • 2 c de sal de Himalaya
  • Un poco de alga wakame
  • 400-500 g de setas shiitake frescas
  • 6 cebolletas tiernas
  • 3 c de comino
  • 2 C de cebolla seca molida
  • 2 C de aceite de oliva
  • Pimienta negra
  • Sal para ajustar al gusto
  • 3 C de piñones tostados

Ingredientes para la salsa de calabacín al grill:

  • Toda la “pulpa” que obtengas de vaciar los calabacines
  • 1-2 dientes de ajo pequeños
  • 1-2 c de zumo de limón
  • 2-3 C de tahina cruda
  • Leche de almendra necesaria para rebajar la salsa y hacerla líquida (si es necesario)
  • 3 C de perejil y cilantro picados (también quedaría bien algo de menta)
  • Sal al gusto

Ingredientes para el gomasio de sésamo negro:

  • ¼ T de sésamo negro
  • Sal al gusto

Preparación:

1. Deja el arroz en remojo toda la noche (así es más fácil de digerir). Pasadas ocho horas, pasa el arroz bajo el grifo y escurre. Prepara la cazuela donde lo vas a hervir, con 4 T de agua, 2 c de sal y unos trozos de wakame (opcional, ayuda a alcalinizarlo y añade minerales). Cuando el agua rompa a hervir, añade el arroz y tapa la olla. Déjalo hirviendo unos 60 minutos, hasta que el agua se haya consumido. No tienes que removerlo, el agua está justa y el arroz la absorberá. Eso sí, que hierva suave para que no se queme el fondo. Si el arroz queda un punto por debajo de la cocción óptima, no pasa nada, pues terminará de hacerse al horno, dentro del calabacín.

2. Vacía los calabacines con la ayuda de una cuchara sopera, dejando un borde de unos 5 mm. Reserva los calabacines.

3. Enciende el grill de tu horno y cuando esté bien caliente pon una bandeja por debajo, con la pulpa de los calabacines con sal y aceite. Déjalos dorando unos 10 minutos, dales la vuelta y déjalos unos 5 o 10 minutos más, para que se doren ligeramente. Retira del horno.

4. Cuando la pulpa del calabacín se haya enfriado, ponla en una batidora (con el agua que haya soltado incluida) y el resto de ingredientes (menos las hierbas). Verás que he puesto cantidades orientativas, lo mejor es que empieces por las más bajas y ajustes a tu gusto.

5. Una vez esté a tu gusto, ya puedes añadir las hierbas y dar una última trituración para que queden en trozos chiquititos.

6. Para hacer el relleno de arroz. Filetea las cebolletas en rodajas finas, por un lado la parte blanca y por otro la verde. Filetea los shiitakes y en una sartén pon un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando esté caliente, añade la parte blanca de las cebollas, con sal y comino, saltéalo un par de minutos, luego añade los shiitakes y la cebolla seca y saltéalo todo hasta que los shiitakes estén hechos. Añade el arroz y la parte verde de las cebolletas, mezcla bien y rectifica de sal y pimienta.

7. Rellena los calabacines y hornéalos en una bandeja engrasada con el horno precalentado a 180-200 °C. Déjalo hornear unos 45 minutos, hasta que los calabacines se vean tiernos.

8. Para hacer el gomasio negro, tuesta ligeramente el sésamo en una sartén junto con la sal (con mucho cuidado de que no se te queme, debido al color te será difícil de ver, así que mejor que te guíes por tu olfato). Una vez tostado, muélelo ligeramente en un suribachi o un molinillo o similar.

9. Para el emplatado pon la salsa sobre el plato y encima del calabacín, añade unos piñones tostados, aceite de oliva, un poco de cilantro o perejil fresco y el gomasio negro.

Nota: la salsa puedes calentarla un poquito antes de servir si lo prefieres.

Elka Mocker
Elka Mocker

Health coach nutricional, creadora de recetas y del blog LalaKitchen.com
Promotora de una alimentación y estilo de vida saludables

    @ama.come.vive.brilla