embarazo barrigaDesarrollo del bebé según Qué se puede esperar cuando se está esperando, de Heidi Murkoff: “El bebé gana peso casi al mismo ritmo que la madre (unos 220 gramos a la semana), lo que durante estos días hace que llegue prácticamente a los dos kilos. ¡Pero aún le falta mucho por crecer! Es posible, según dice Murkoff, que esta semana crezca 2,5 cm y es posible también que el día del parto pese el doble que ahora. Y con el espacio que ocupa ya no cabe más líquido amniótico en el útero; eso explica por qué las patadas y los golpes ahora resultan tan incómodos: hay menos líquido para amortiguarlos. Durante esta etapa, los anticuerpos de la madre pasan al bebé mientras el pequeño sigue desarrollando su sistema inmunitario. Los anticuerpos resultarán de gran utilidad cuando nazca y le ayudarán a protegerse de muchos gérmenes”.

Alimentación de la madre: ¿Qué debe comer una madre gestante a estas alturas? ¿Debe controlarse? ¿Si ha comido demasiado, debe compensarlo por la noche? ¿Qué puede tomar contra la acidez de estómago?

La recomendación, según los expertos, es simplemente hacer una dieta saludable sin más. Según Yolanda Garcia, psicóloga y naturópata especialista en infancia y maternidad, no es preciso restringir nada sino compensar las comidas si se ha hecho una cuantiosa: “Si nos hemos pasado comiendo podemos compensar con una cena ligera a base de kudzu y umeboshi, combinación que nos ayudará a reducir la sensación de atracón. Cuando hay acidez de estómago, una buena recomendación es diluir un poco de arcilla blanca con agua. Es un antiácido saludable. Además, masticar poco a poco, dedicando un mínimo de media hora a la comida principal, y finalizar con una infusión digestiva también nos ayudará”, apunta.

Mientras tanto, el portal Faros del Hospital Sant Joan de Déu recomienda evitar algunos alimentos, como la carne cruda o poco hecha, el pescado o marisco crudo o poco hecho, el pescado con altos niveles de mercurio, los ahumados, carpaccios, embutidos, quesos no pasteurizados, patés, alcohol, café, té y refrescos azucarados. Según cuentan “hay que evitar totalmente los alimentos crudos porque pueden ser fuente de toxoplasmosis y Anisakis, y consumir con moderación dulces, postres y platos ricos en grasas”. En cambio, Faros recomienda apostar por platos como “la piña, el marisco bien cocido, el pavo, los pescados al horno y los purés de castaña o de manzana.

Notas de Yolanda Garcia:

¿Qué es la arcilla blanca? Es un producto que podemos encontrar en cualquier herbolario, mejor que sea blanca; no sirve la roja, ni la verde. Ésta está microfiltrada y lista para ingerir. Acostumbro a recomendar la de la marca Vogel; es económica, segura y muy efectiva. Para consumirla, hay que diluir una cucharadita de postre (con una cuchara que sea de madera, cristal o plástico, no de metal) en un vaso de agua, se remueve y se puede tomar directamente o bien se puede dejar reposar unos minutos antes. Principalmente hay una diferencia de sabor pero ambas fórmulas son seguras. Se trata de un remedio sintomático, que hay que tomar puntualmente cuando aparecen los síntomas.

¿Cómo tomar el umeboshi? Se puede tomar el equivalente a una lenteja, ensalivando muy bien justo antes de las comidas. Se debe dejar uno o dos minutos dentro de la boca.

¿Qué es el kudzu? Es una raíz de una planta llamada Pueraria lobata, con muchas propiedades medicinales y también culinarias, ya que sirve como espesante natural. Se compra en forma de polvo y es muy importante que sea Pueraria (no sirve Arrurruz; hay tiendas que no conocen la diferencia). Para consumirla hay que diluir una cucharada de postre generosa en un vaso de agua, se lleva a ebullición durante 5 minutos sin dejar de remover. Se puede tomar directamente o bien con un poco de umeboshi. Tiene propiedades muy diversas: ayuda a desinflamar los intestinos y sirve como regulador intestinal. Alcaliniza la sangre, incrementa la energía y evita el cansancio. Calma el estómago y todo el aparato digestivo y ayuda en casos de gripes y resfriados.

Atención: La información ofrecida en esta sección es genérica -tanto en cuanto a la evolución del feto, como la alimentación de la madre y en la complementación nutricional. Para tener un asesoramiento directo, se recomienda consultar el ginecólogo o un nutricionista especializado.

Gemma Castanyer
Gemma Castanyer