bascula

En adultos, cada cinco kilos de incremento de peso comportan tres veces más riesgo de angina de pecho, diabetes e hipertensión arterial.

Del total, el 44% de las diabetes y el 23% de las isquemias cardíacas están relacionadas con el sobrepeso.

Ahora, además, se ha comprobado una relación lineal del sobrepeso con el cáncer de útero (endometrio), cérvix, vesícula biliar, riñón, tiroides y leucemia. También se ha relacionado con el cáncer de hígado, colon, ovario y mama (en posmenopausia).

El 41% de los cánceres uterinos y el 10% de los de vesícula biliar, riñón, hígado y colon se relacionan con el sobrepeso.

¡A más sobrepeso… más cáncer!

¿Cómo puedo saber si tengo un peso “ideal”?

Una medida fácil es el índice de masa corporal, que distribuye el peso del cuerpo en metros cuadrados, y así se puede comparar con tablas de normalidad.

IMC = peso (kg) / talla2 (m)

Se utiliza a partir de los dieciséis años, y no se recomienda en personas con mucha musculatura (grandes deportistas).

El IMC normal está entre 18,5 y 25.

La Organización Mundial de la Salud recomienda unos valores óptimos entre 21 y 23.

Por encima de 25 es sobrepeso, por encima de 30 obesidad, y más de 40, obesidad extrema. Por debajo de 18,5 es infrapeso.

Yo estoy fatal de peso, ¿y el resto?

En España en 2013 había un 54,5% de personas con sobrepeso (IMC> 25). De estas un 20,5% son obesas (IMC> 30), más o menos como ocurre en Europa occidental (21%). En Estados Unidos, la tasa de obesos alcanza el 33%; y en el Sudeste asiático no llega al 7%.

En todo el mundo, en 1980 había un 28,8% de sobrepeso, y en 2013, un 36,9%.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) contabilizó en 2008 1.400 millones de obesos en el mundo (mayores de veinte años). Cada año mueren como consecuencia del sobrepeso u obesidad más de 2,8 millones de personas.

En ningún país ha habido una disminución de la prevalencia de obesidad en los últimos 33 años.

Por cada aumento de 1 punto en el IMC (1 kg / cm2) habría estadísticamente 3.790 casos nuevos de cáncer en la población.

¿Y a qué se debe?

Por un lado al aumento de comida rápida, especialmente con demasiadas grasas y azúcares; y por otro, a un aumento de la vida sedentaria ligada a la urbanización y formas de trabajo. En 2008, un 35% de la población era sedentaria.

¿Y qué puedo hacer?

mujer running

¡El sobrepeso y la obesidad se pueden prevenir!

Hace falta educación para comer mejor (cuantitativa y cualitativamente) y hacer más actividad física.

El balance entre la energía consumida y la ingerida es uno de los factores principales a la hora de acumular grasa.

Hay que conocer bien los alimentos y las necesidades energéticas en función de la edad, sexo, actividad física y laboral, embarazo o lactancia, cambios de salud (dislipemia, diabetes, anemia, intolerancias, alergias, divertículos intestinales, estreñimiento, etc. ), opciones alimentarias como vegetarianismo, veganismo, crudiveganismo, frugivorismo, u otros.

Según la OMS, como recomendaciones generales es necesario:

  • ajustar la ingesta energética al estilo de vida y necesidades actuales;
  • aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, cereales y frutos secos;
  • hacer actividad física regular más de 150 minutos semanales (adultos).

Bibliografía

1- Bhaskaran, K. et al. Body-mass index and risk of 22 specific cancers: a population-based cohort study of 5·24 million UK adults. Lancet , 384 (9945): 755-65.

2- Marie Ng et al. Global, regional, and national prevalence of overweight and obesity in children and adults during 1980–2013: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2013. Lancet, 384 (9945): 766-81.

  1. Campbell, P.T.: Obesity: a certain and avoidable cause of cancer. Lancet, 384 (9945): 727-8.
  2. McPherson, K.: Reducing the global prevalence of overweight and obesity. Lancet, 384 (9945): 728-30.

Webgrafía

(Consultada enero 2015)

  1. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/
  2. http://www.hsph.harvard.edu/obesity-prevention-source/obesity-definition/obesity-definition-full-story/
  3. http://apps.who.int/bmi/index.jsp
  4. http://www.who.int/gho/ncd/risk_factors/bmi_text/en/
  5. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/

Artículo escrito por:

OrpellaXavier Orpella

Metge especialista en Salut Laboral i Promoció de la Salut
Correu: info@etselquemenges.cat