bronquitis-interior

Victoria es madre de dos hijos y a mediados de diciembre se resfrió. Empezó con mucha mucosidad de nariz. Una semana después, los mocos la dejaron tranquila pero empezó a tener síntomas de sinusitis con dolor de cabeza y congestión en los ojos. Después apareció una tos poco productiva hasta que, la noche de fin de año, no se podía tumbar para dormir porque se ahogaba. El primer día del año fue a urgencias. Diagnóstico: bronquitis con broncospasmo. Tratamiento: antibiótico, inhaladores, broncodilatadores y corticoides. Ahora ya se encuentra mejor y a parte de tomarse la medicación se hace infusiones de jengibre, sopas de tomillo y toma un complemento de vitamina C natural con bioflavonoides. Éste no es un caso único. De hecho, durante el invierno aumentan los problemas respiratorios. ¿Qué debemos hacer para no llegar a esta situación?

El doctor Miquel Pros, médico naturista y muy prestigioso que lleva años ejerciendo la medicina natural, ha visto durante su experiencia y trayectoria que hoy día todos sufrimos, pero casi nadie conoce (ni los profesionales), lo que él ha bautizado con el nombre de sinusitis silenciosa, que si no gestionamos bien puede desencadenar hacia una bronquitis, bronquiolitis, bronquiectasias, neumonías, otitis, etc. Enfermedades respiratorias que se acaban resolviendo con los “cuatro magníficos” de turno, que son broncodilatadores, antibióticos, antihistamínicos y corticoides.

Los mocos, un aliado que puede convertirse en una amenaza

Tal y como comenta el doctor Pros, “todo el mundo fabrica mocos diariamente pero no todo el mundo se entera”. Aunque tienen la gran función de captar las impurezas presentes en el aire y destruir numerosos gérmenes, “la presencia de mocos en las cavidades nasales es la amenaza más seria para las problemáticas respiratorias futuras porque son un pozo de infección. Y el problema real viene porque no lo sabemos gestionar. Los mocos mal gestionados favorecen la aparición de problemas respiratorios o digestivos y serán el punto de partida de innumerables afecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común a una bronquitis o bronquiectasia”. Para poder gestionar correctamente los mocos, el doctor Pros recomienda el hábito de limpiar las cavidades nasales, y nos recuerda que cuando hablamos de cavidades nasales hablamos de más de veinte agujeros que están interconectados (nariz, ojos, orejas). Si limpiásemos la nariz cada día podríamos pasar el invierno sin resfriados, sin bronquitis, sin neumonías y la primavera sin alergias.”

El equipo médico del doctor Pros ve muchos pacientes, niños, adultos y gente mayor que están polimedicados y que gracias a la combinación de drenadores homeopáticos, fitoterapia, lavados de agua de mar, drenaje linfático para ayudar a drenar los mocos del cuello, hipertermia con Indiba, reflexología podal, masajes sobre los puntos relacionados con el pulmón, etc., obtienen resultados sorprendentes, como es el caso de un paciente del doctor Pros que empalmaba resfriados y acababa con pulmonías de repetición. Gracias a los tratamientos naturales que siguió con el doctor, los resfriados han pasado a ser una anécdota. “Este paciente me preguntó un día: “¿Doctor, por qué no me lo había recomendado antes, este tratamiento, el médico de cabecera?”, y respondí que para mí es muy importante que la medicina llamada oficial y la natural trabajen de la mano, en equipo, ya que eso se reflejará en un enorme beneficio para el sistema inmunológico de todos, y sobre todo para los niños, a quien no deberíamos dar tanta medicación química, que, a menudo, no sirve más que para hacer crónicas estas enfermedades respiratorias”.

Recomendaciones nutricionales

Para evitar resfriados y exceso de mocos, tanto el doctor Pros como el naturópata Vicent Josep Arnau, recomiendan evitar los productos lácteos, y éste último añade que se deben evitar aquellos alimentos que el paciente pueda relacionar con alguna sensibilidad o que favorezcan procesos inflamatorios. También recomienda la cebolla, el ajo y especialmente el jengibre, tanto en forma de infusión como en sopa, que actúan como broncodilatadores naturales y será recomendable tomar de dos a tres veces al día. Encontramos como antibióticos naturales el orégano y el extracto de semillas de pomelo y será interesante tener en cuenta la vitamina C, una vitamina hidrosoluble que ayuda a controlar la inflamación.

¿Y cómo nos debemos lavar la nariz?

La propuesta que recomienda el doctor Pros es lavarse cada día la nariz por la mañana y por la tarde (sobre todo por la mañana porque es cuando hay más concentración de mocos) con un spray de agua de mar, “costumbre que debería ser paralela a la limpieza de los dientes”. Pero también comenta que “no todos los sprays que se encuentran en las farmacias son los más recomendados porque no cumplen con rigor las propiedades que recomendamos los médicos. Por experiencia y por resultados recomendamos los del laboratorio Oligocean, Sterimar y Quinton, ya que los otros han sido manipulados y no contienen agua de mar pura.

Y para los que no se acaban de curarse, el doctor Pros ha puesto en marcha sus Balnearios Respiratorios, uno en Barcelona y otro en Sant Cugat, en los que se enseña a lavar la nariz y a mantener las cavidades nasales en condiciones óptimas. ”En estos balnearios se utiliza el agua de mar de diferentes maneras, desde un vapor hasta una ducha nasal o una ducha faríngea en función de la patología. La ventaja de estos tratamientos es que se logran éxitos muy importantes sin efectos secundarios y reducen mucho la aparición de otitis, faringitis, bronquiolitis, asmas, etc., lo que evita la implantación de los típicos drenajes quirúrgicos.

Otras recomendaciones para personas con tendencia asmática

Además, hablamos con Josep Vicent Arnau, propietario de la tienda de dietética Súper Natural de Sant Cugat y creador del blog de salud natural de gran éxito enbuenasmanos.com. Para el asma, recomienda el agua de mar vía oral para las personas que tienen tendencia asmática. Tomar el equivalente de un dedo diluido en cinco partes de agua o bien tomar agua de mar isotónica, dos veces al día, antes del desayuno y antes de la cena. También recomienda la oligoterapia, que, con un criterio adecuado, el profesional recomendará a su paciente de forma personalizada. En algunos casos irá bien el manganeso, en otros el manganeso-cobre (en casos crónicos) y también el azufre para ayudar a hacer funcionar mejor el hígado. También hace una llamada especial al ejercicio moderado y a la relajación porque ayudan a mejorar la capacidad respiratoria. Como el yoga, que ayuda a disminuir el nivel de estrés del cuerpo (uno de los responsables de la crisis asmática).

Dar prioridad a los remedios naturales

El doctor Pros nos recuerda la gran importancia que tiene la fiebre como elemento terapéutico. Cuando sube la temperatura mueren los microbios causantes de las enfermedades y, en consecuencia, debemos ver la fiebre como un aliado, no como un enemigo. Solo será necesario actuar para bajar la fiebre si sube por encima de los 38,5 o 39 ºC o si dura varios días.

Y por último, los padres hacen caso de lo que dice el médico pero no siempre el médico tiene razón y, por lo tanto, hay que valorar otros puntos de vista y escuchar un poco más a aquellos profesionales que son partidarios de una medicina más natural. Eso no quiere decir que los antibióticos y otros medicamentos, cuando están bien aplicados, no hagan su función. Lo que sucede es que del antibiótico, el antihistamínico, el corticoide o el broncodilatador se hace, hoy día, un uso excesivo.

Jordina Casademunt

Nutricionista

    @jordinacasa
Jordina Casademunt

Ahora puedes pedir cita con
Jordina Casademunt en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico