Ante la duda, elige cosmética eco

  1. Los sellos ecológicos son la mejor manera de asegurarnos de que estamos comprando un cosmético de calidad. Algunos avales que encontramos en la cosmética bio son: BDIH, Soil Association, Ecocert y Natrue, entre otros.
  2. Evita los ingredientes de síntesis como parabenos, perfumes, siliconas, aceites minerales petroquímicos (parafinas, vaselinas…), lauryl sulfato, laureth sulfato, sales de amonio…. Más adelante explicaremos todos sus efectos en la salud del organismo.
  3. Escoge cosméticos elaborados con sustancias que preserven y respeten el medio ambiente y la salud de las personas.
  4. Elige cosméticos que tengan como ingredientes mayoritarios productos de origen vegetal con una base de aceites vegetales y extractos de plantas, ya que favorecen la función regeneradora de la piel.
  5. Recuerda que la mejor cosmética orgánica es aquella que está formulada con principios activos procedentes del mundo vegetal, exentas de colorantes, perfumes de síntesis y productos de origen animal, así como productos derivados del petróleo (vaselinas y parafinas).

Como cada mañana, nos despertamos, vamos al baño y nos lavamos la cara con agua y jabón. Antes o después del desayuno nos duchamos y luego procedemos al ritual de cada día para mimar la piel: crema hidratante para las piernas y el cuerpo, crema especial para la cara, el cuello y el escote, y acabamos acicalándonos con el maquillaje de rigor y el perfume que más nos gusta para salir a la calle muy dignos y guapos. Todas estas rutinas parecen bastante normales e inocentes pero, en realidad, todo puede cambiar en función de los productos cosméticos que hayamos elegido. O bien estaremos maltratando y asfixiando la delicada piel que protege todo el organismo, o bien habremos acertado y estaremos cuidando adecuadamente este gran órgano.

¿Cómo saber si lo hemos hecho bien? Si este ritual lo llevamos a cabo con cosméticos convencionales, con ingredientes tan típicos como los derivados del petróleo (vaselinas y parafinas), ftalatos, PEG’s… la piel a simple vista quedará brillante y bonita porque gracias a sus componentes conseguimos un efecto pantalla, como si estuviéramos pintando una pared, evitando que la piel respire y se oxigene adecuadamente y a la larga empezaremos a percibir sus efectos negativos: piel opaca, poco oxigenada, desnutrida, dañada… Si, en cambio, nos decantamos por productos cosméticos con ingredientes afines a la naturaleza y con el sello ecológico aseguraremos una piel oxigenada, nutrida e hidratada.

Si bien es cierto que estamos viviendo un cambio de conciencia en cuanto a la alimentación natural, con productos de proximidad y de procedencia ecológica, también debemos procurar ser conscientes de lo que nos ponemos en la piel, que en definitiva es el órgano más grande de nuestro cuerpo y el que está más expuesto a los factores externos. Además, tiene la misión de protegernos del exterior y, como nosotros, necesita respirar, nutrirse y eliminar los tóxicos hacia el exterior.

pell-415Debemos ser conscientes de que todo lo que nos ponemos en la piel pasa directamente al torrente sanguíneo sin necesidad de ser digerido, por tanto, cuantas menos sustancias químicas nos apliquemos menos reacciones negativas tendremos. Sustituyendo estos ingredientes de síntesis por nutrientes esenciales como por ejemplo aceites vegetales −que nos proporcionan ácidos grasos esenciales Omega-6 y Omega-3, vitaminas y minerales provenientes del bambú, la arcilla y las algas, entre otras cosas−, aseguraremos una óptima nutrición para la piel y también para el organismo. Por lo tanto, debemos buscar cosméticos que favorezcan la protección de este gran manto protector, que favorezca el correcto pH, una buena nutrición, oxigenación y eliminación de toxinas.

También es importante no caer en el engaño publicitario, ya que muchas empresas han subido al “carro” de la moda del concepto “natural” y aprovechan este término para agrandar las propiedades de sus productos cuando en realidad la mayoría de sus ingredientes son de síntesis y de procedencia animal. Para asegurarnos de que estamos escogiendo un buen cosmético es importante que lleve el sello que garantiza su procedencia y que esté elaborado con productos vegetales que favorezcan y respeten la función regeneradora de la piel.

La cosmética biológica crece año tras año

En las últimas ediciones de la Feria de BioCultura el incremento de expositores con cosmética certificada ha crecido año tras año y cada vez son más las empresas interesadas en exponer nuevas marcas, tanto nacionales como extranjeras.

Font: Associació Vida sana

Per a més informació:

Jordina Casademunt

Nutricionista

Jordina Casademunt

Ahora puedes pedir cita con
Jordina Casademunt en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico