Dollarphotoclub_61121890-e1445962431830
El chaga es un hongo comestible de la familia Hymenochaetaceae. Tiene una apariencia como de carbón quemado y está considerado medicina milenaria en regiones muy frías del norte de Eurasia. Necesita temperaturas realmente bajas para crecer.

En China hay documentación que prueba que ya existía como medicamento natural hace 2.300 años. Sin embargo, no fue conocido fuera de Rusia, Corea, China y Japón hasta los años 90, cuando se empezaron a hacer investigaciones y a publicar libros en Estados Unidos y Europa.

Conocido muy poco en nuestro país, oímos hablar de él recientemente en la conferencia de David Wolfe −el gurú estadounidense de la alimentación raw− sobre sus inmensas propiedades antivíricas, antibióticas, antioxidantes y anticáncer.

¿Es el hongo chaga el nuevo shiitake?

No huele ni tiene forma de seta, y es que realmente no solo es una seta, es una agrupación de organismos que viven de manera simbiótica (más o menos como funciona el kombucha). No crece del suelo sino del árbol, de dentro del árbol. Puede vivir y crecer allí durante mucho tiempo y se cree que también le ayuda en épocas de enfermedad. En algunos casos ha aparecido chaga en cortezas de árboles ya muertos.

Parece exagerado y ambicioso decir que este es otro producto “superfood” −supercurativo− y que es el hongo más potente de todos, ¿verdad? Pero lo que parece impresionante es que cada vez salen más estudios y libros que argumentan sus efectos medicinales. El premio Nobel Aleksandr Solzhenitsyn escribió sobre su experiencia con el chaga en el hospital en una de sus obras sobre cáncer.

Como el shiitake, el reishi y el maitake, que se hicieron famosos por sus beneficios inmunomoduladores, el chaga es seguramente uno de los alimentos con más futuro para cuidar nuestro sistema inmunitario, pero eso no es todo:

  • Energéticamente se considera un alimento del grupo agua, que ayuda a proteger y fortalecer riñones, vejiga y huesos.
  • Y es que realmente es un alimento remineralizante por su contenido en minerales como el zinc, el potasio, el silicio, el manganeso, el germanio, el cromo, el boro, el bismuto, el calcio, el hierro, el magnesio, el fósforo, el potasio y el selenio.
  • Los hongos chaga están compuestos de quitina (uno de los materiales más duros de la tierra). Allí es donde se concentran la mayoría de sus bioactivos. Los humanos no podemos digerir esta quitina, por lo tanto, necesitamos un proceso de extracción para hacerlos más biodisponibles.
  • Su componente seguramente más importante son los betaglucanos, conocidos por su habilidad en modular el sistema inmunitario (lo aumentan y lo controlan si es necesario en casos de enfermedades autoinmunes, alergias, lupus o psoriasis).
  • Esta propiedad hace que sea energético y un gran adaptógeno (potencia el Qi, la energía vital).
  • Además, no solo contiene betaglucanos, sino también otros polisacáridos como los xylogalactoglucanes, y fitoesteroles como el lanosterol, inotodiol, ergosterol, y el fecosterol. Estos ingredientes refuerzan su potencia inmunomoduladora, colaborando en casos de cáncer y procesos víricos o infecciosos.
  • El ácido betulínico lo hace aún más potente en su acción equilibradora del colesterol.
  • Potente en antioxidantes (superóxido dismutasa): se trata de un conjunto de enzimas que tienen un papel muy importante protegiendo el cuerpo contra los radicales libres y la oxidación descontrolada.
  • Fuente de vitamina D2: precursores de la conversión en vitamina D en el cuerpo.
  • Fuente natural de melanina, un fotoprotector muy eficiente que absorbe la radiación ultravioleta y ayuda a proteger la piel y los ojos.

David Wolf cree que es uno de los alimentos del futuro porque realmente nos ayuda a luchar contra la epidemia de nuestros tiempos: el estilo de vida y contaminación actual que debilitan constantemente nuestros sistema inmunitario y el funcionamiento general del cuerpo.

¿Cómo tomarlo?

Aquí en Cataluña ya hay algunas marcas que venden el extracto puro de chaga en polvo y en cápsulas. Medicinalmente se considera que cuando tiene más potencia es en extracto o deshidratado en alcohol, y salvaje. De esta manera se conservan y se absorben mucho mejor los terpenos (esteroles y ácido betulínico) y los otros componentes no hidrosolubles. Tal como recomienda David Wolf −y tal como hacían tradicionalmente los asiáticos− otra manera de tomarlo es en forma de té:

Dollarphotoclub_58668563-e1445962470317

 

 

Té de chaga

  1. Coger una cucharadita de polvo de chaga o rallar un poco.
  2. Añadirlo al agua a punto de hervir.
  3. Dejarlo macerar al gusto.

Lo más interesante de todo es que podemos reutilizarlo más de 10 y 20 veces sin que se pierdan sus propiedades.

Tiene un sabor especial y bastante amargo, pero mezclado con cacao (puro) en polvo podemos mejorar mucho la cosa. Si lo hacemos, estaremos preparando la bebida más antioxidante que seguramente hayamos preparado nunca.

También se puede desecar o poner en el horno y comerlo en forma de chips.

No se debería tomar si…

  • Tenemos ya una enfermedad autoinmune y estamos tomando medicación
  • Nos estamos medicando con anticoagulantes, antiplaquetarios o insulina
  • Hay un exceso de hongos en el cuerpo (cándidas)
  • Tenemos colon irritable o gases
  • Notamos sequedad y picor en las mucosas

Fuentes de información:

Smith JE, Rowan NJ, Sullivan R Medicinal Mushrooms: Their Therapeutic Properties and Current Medical Usage with Special Emphasis on Cancer Treatments, 2001

Cristina Lull, Harry J. Wichers, and Huub F. J. Savelkoul “Antiinflammatory and Immunomodulating Properties of Fungal Metabolites”, Wageningen University and Research Center, The Netherlands 2005

Ulrike Lindequist, Timo H. J. Niedermeyer, and Wolf-Dieter Jülich ” The Pharmacological Potential of Mushrooms”, Oxford University Press 2005

Andrea T. Borchers, Anita Krishnamurthy, Carl L. Keen, Frederick J. Meyersà, and M. Eric Gershwin “Immunobiology of Mushrooms”, Society for Experimental Biology and Medicine 2008

Chung, Mi Ja et al. “Anticancer Activity of Subfractions Containing Pure Compounds of Chaga Mushroom (Inonotus Obliquus) Extract in Human Cancer Cells and in Balbc/c Mice Bearing Sarcoma-180 Cells.” Nutrition Research and Practice 4.3 (2010): 177–182. PMC. Web. 20 Oct. 2015.

Kim YO, Han SB, Lee HW, Ahn HJ, Yoon YD, Jung JK, Kim HM, Shin CS (September de 2005). «Immuno-stimulating effect of the endo-polysaccharide produced by submerged culture of Inonotus obliquus». Life Sci. 77 (19): 2438–56. doi:10.1016/j.lfs.2005.02.023. PMID 15970296.

Youn, Myung-Ja et al. “Chaga Mushroom (Inonotus Obliquus) Induces G0/G1 Arrest and Apoptosis in Human Hepatoma HepG2 Cells.” World Journal of Gastroenterology : WJG 14.4 (2008): 511–517. PMC. Web. 20 Oct. 2015.

Nagajyothi PC, et al. Mycosynthesis: antibacterial, antioxidant and antiproliferative activities of silver nanoparticles synthesized from Inonotus obliquus (Chaga mushroom) extract. J Photochem Photobiol B 2014;130:299-304.

Kikuchi Y, et al. Chaga mushroom-induced oxalate nephropathy. Clin Nephrol 2014;81(6):440-4.

Lee IK, et al. New antioxidant polyphenols from the medicinal mushroom Inonotus obliquus. Bioorg Med Chem Lett 2007;17(24):6678-81.

Memorial Sloan Kettering Cancer Center, New York (https://www.mskcc.org/cancer-care/integrative-medicine/herbs/chaga-mushroom)

Neus Elcacho

Dietista integrativa y coach nutricional

Neus Elcacho

Ahora puedes pedir cita con
Neus Elcacho en La Consulta de Soy
936 338 063 Correo electrónico